¿Qué campo para México?

07 de abril de 2018

Al campo mexicano se le exigió entre 1940 y 1970 las tres contribuciones básicas de la agricultura al desarrollo: divisas, bienes salario y mano de obra barata. Cumplió con creces siendo un sostén crucial para el crecimiento económico de México. A finales de los 60 el campo entró en una crisis de reproducción de la economía campesina y poco después de la misma producción de alimentos.

Importación récord de maíz, una afrenta para México

25 de febrero de 2018

El 16 de febrero se publicó en la prensa que aumentó la importación de maíz; Juan Carlos Anaya, director general de Grupo Consultor de Mercados Agrícolas (GCMA), dijo que “el récord de importación es debido a que se ha incrementado el consumo, principalmente pecuario, porque aumentó la producción de cerdo, de pollo y huevo.

La agricultura campesina alimenta al mundo

22 de enero 2018

Los campesinos, indígenas y agricultores familiares producen el 70 por ciento de los alimentos del mundo, a pesar de contar con sólo el 25 por ciento de la tierra. En contraposición, las empresas del agronegocio cuentan con el 75 por ciento de la tierra pero sólo producen el 25 de la comida. Así lo revela una investigación de la ONG internacional Grupo ETC, que desarma los mitos de la agricultura industrial y transgénica.

Fracasa MasAgro: 10 años perdidos para la seguridad alimentaria

18 noviembre 2017

El proyecto MasAgro está fracasando  en su objetivo central de incrementar la producción y rendimiento nacionales de maíz de temporal en la agricultura tradicional de México. Infelizmente, este fracaso nos hará perder 10 años en la carrera entre el crecimiento de la población y el de la producción de nuestro alimento básico, precisamente en el periodo crítico que precede al cambio climático.

Plaguicidas fuera de control

22 de julio 2017

La Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios define a los plaguicidas como aquellas sustancias químicas que impiden la proliferación de plagas y enfermedades de los cultivos y del ganado, y reducen o evitan las pérdidas en la producción de alimentos, contribuyendo así al control de los vectores de diversas enfermedades.